Inteligencia artificial: productividad empresarial

Es verdad que la IA (Inteligencia Artificial) en el mundo de los negocios continúa teniendo avances significativos. Cada vez más organizaciones se suman a la transformación, integrando soluciones que les aportan grandes beneficios de manera interna y externa, ayudan a generar mayores ingresos,  paralelo a ello mejoran su productividad.

Gracias al uso de aplicaciones basadas en IA es posible generar mejores experiencias de usuario, mejorar la atención al cliente, recopilar y analizar datos, crear productos personalizados entre otros.

De hecho, ya existe una gran variedad de aplicaciones de la IA que están siendo utilizadas en el sector empresarial. Por ejemplo, gracias a ella, los trabajadores pueden delegar tareas rutinarias y ser más productivos en sus quehaceres principales. Esto genera un enriquecimiento del capital y del trabajo mismo.

Aplicaciones

Al acelerar el desarrollo de nuevos productos, la Inteligencia Artificial ayuda a potenciar la innovación, eliminar los costos repetidos y generar nuevos flujos de ingresos para aumentar la rentabilidad. Asimismo, permite extraer insights de negocios para toma de decisiones estratégicas basadas en datos. Impulsa nuevos modelos de negocios y se obtienen impresiones personalizadas de sus consumidores para crear mejores experiencias.

Igualmente, también podemos ver la Inteligencia Artificial en diferentes campos. Tenemos el caso de reconocimiento de voz, en donde asistentes como Siri, Alexa o Google Assistant han ganado gran protagonismo, actualmente podemos dictarles textos cortos para que ellos sean quienes los escriban en diferentes apps. La exactitud y eficiencia de estas herramientas son tal que, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Stanford, el reconocimiento de voz es tres veces más rápido que escribir, en promedio.

Toma de decisiones basadas en datos

Otro de los usos de este modelo y quizá uno de los más importantes, radica en la seguridad. Gracias al uso de la Inteligencia Artificial es posible detectar con mayor facilidad, y en muchos casos hasta prevenir e impedir, amenazas que atenten contra la ciberseguridad de las empresas.

En materia de productividad y organización, la IA puede agendar conferencias, programar viajes y, gracias a sus capacidades analíticas, ayudar en la toma de decisiones y otras actividades que ayudan a las empresas a mejorar sus procesos administrativos en general.

Sin duda, la IA parte de un concepto que ha evolucionado con el tiempo, y que tiene que ver con la idea de construir máquinas capaces de pensar como seres humanos. Sin embargo, todo tipo de empresas de sectores industriales y de servicios, utilizan aplicaciones de IA para conseguir objetivos precisos por su capacidad para transformar datos en información útil y valiosa.

Todas estas aplicaciones que incorporan análisis avanzados y predictivos, junto con el uso de paradigmas científicos y tecnología de neuroimagen son capaces de obtener información del cerebro en milisegundos, milímetros y diferentes frecuencias de las neuronas, presentan recomendaciones decisivas para orientar las decisiones de negocio. ¿Si este no es el futuro, entonces cuál se cree que se sería el rumbo?

Comparte :

Recibe nuestras novedades

Más artículos

Postúlate

¡Te ayudamos a conseguir el trabajo que deseas! 

Llena este formulario contándonos sobre ti, tu perfil y tus intereses laborales, así quedarás registrado en nuestra base de datos para poder aplicar a nuestras ofertas laborales.

Adjunta tu hoja de vida :